lunes, 5 de octubre de 2009

Quiero que me olvides

Ohh siiii por fin lo pude terminar!!!! gracias a todas por su apoyo! comenten! [espero qe halla quedado bn XD ]

-------------------------------------

El auto iba en completo silencio. Matt miraba por el parabrisas y yo veía ausente hacia fuera del auto. Las luces de las pequeños negocios que estaban afuera del aeropuerto pasaban con rapidez, me hubiera gustado bajar la ventanilla y sacar la cabeza para librarme del aroma de Matt, el cual había inundado el coche, sabía que si no respiraba aire fresco me iba a ser más difícil y doloroso desprenderme de él más tarde.
Lo más sensato era que estuviéramos aprovechando nuestros últimos momentos juntos pero, sabía que si abría la boca para decir algo, por más que me esforzara, se notaría nítidamente la tristeza que con desesperación intentaba ocultar. Y si lo viera a los ojos sería mucho peor.

Matt hacía círculos con su pulgar en el dorso de mi mano mientras caminábamos bajo una ligera llovizna hacia la entrada principal del aeropuerto.
Ese clima sólo lograba deprimirme más.

Para mi mala suerte ese día no había podido acompañarme Ari, por que tenía gastroenteritis o algo así, y su padre – que era doctor – le había dicho que tenía prohibido salir.
Aun que tratara sabía que no iba a poder con esto sola, así que llamé a Jake y había aceptado ir para darme apoyo emocional.

Las grandes puertas de cristal se abrieron tan pronto nos pusimos frente a ellas. En unas bancas a lo lejos pude divisar a Jake sentado. Me sonrió para infundirme valor. Le traté de devolver la sonrisa pero sólo me salió una mueca extraña.
Matt registró sus maletas y le dieron su boleto. En ese momento anhelé intensamente que le señorita del mostrador le dijera algo como: “Lo siento hemos extraviado su boleto” o “Por una equivocación se canceló su vuelo” o cualquier cosa que pudiera dejarlo con migo unas horas más.
Sus padres y su hermana se habían ido antes que él. Sólo se había quedado por mí, lo cual me hacía sentir en cierto modo culpable, … pero después me dí cuenta de que me valía un comino, total, no los iba a volver a ver nunca más,
¿Para que dar buena apariencia?.

Nos sentamos en unas incómodas sillas de plástico, miraba ansiosamente como iba subiendo el vuelo de Matt en la tabla de salidas.
Recosté mi cabeza en el hombro de Matt. Él sólo me acariciaba el cabello y a veces el rostro. Ninguno de los dos hablaba, lo cual se lo agradecí en silencio pues, entre más lejanos estuvieran sus recuerdos más fácil sería para mí olvidar, o al menos, eso esperaba.

Era increíble cuán rápido se había ido el tiempo, sentía que apenas había sido ayer cuando me dijo que se … iba. Y me dolía como si todo hubiera sido ayer.
Después de que me había dicho eso, tratábamos de pasar todo el tiempo que podíamos juntos, algo de lo que después me arrepentí. Tal véz una ruptura gradual hubiera sido mejor, tál vez si empezáramos a distanciarnos desde ese momento hubiera sido más doloroso. Tal véz. Pero los tal véz ya no existen.
Me sumergí en un ligero sueño esperando la hora de partida.
Escuchaba todos los sonidos alrededor de mí como si estuvieran distantes. El constante jaloneo de maletas, el agudo timbrazo de la tabla electrónica de salidas y llegadas, el ligero chirrido de las puertas al abrir y cerrar, los pensameintos ajetrados de la gente que llegaba y se iba, era curioso cómo estando semidormida captaba más nítidamente los sonidos, quizá por que buscaba desesperadamente algo con lo cual distraerme.
No quería ponerme dramática, así que seguí escuchando atentamente los sonidos de mi alrededor.
Una voz dulce pero apagada sonó más fuerte que todo lo demás.

- Val ..? .. eh … Val – sonaba indecisa – ya me tengo que ir.
La última frase sonó cono una alarma dentro de mí. De golpé me desperté y me puse en pie.
- Eeh.. si .. si ya voy – dijo todavía semidormida mientras empezaba a caminar sin rumbo alguno.
- No , no espera – Dijo Matt mientras soltaba una pequeña risa divertida y me agarraba del brazo para detenerme.
Me quedé parada mientras parpadeaba para aclarar mi vista.
- Tal véz no debería haberte despertado – musitó para él, pero lo alcancé a escuchar.
- No, no estoy bien – le aseguré rápidamente.
- Claro que no estás bien – me contradijo con el ceño fruncido. – Se ve que no has dormido en bastante tiempo – dijo al tiempo que acariciaba delicadamente mis amoratadas ojeras.
Y era cierto, tenía tiempo que no dormía … al menos no bien.
Las estúpidas pesadillas seguían, como una mala broma de mi subconsciente, que me recordaba cada noche lo cerca que estaba Matt de irse.
- Te aseguro que estoy bien – le mentí.
Suspiró y me tomó de la mano para empezar a caminar hacia la puerta por la cual entraba a su vuelo.
Cada paso que daba para acercarnos a la despedida me dolía más que el anterior. Sentía que me faltaba el aire. Comenzé a jadear por lo bajo en busca de oxígeno.
El momento temido había llegado. Sentí como el estómago se me estrujaba y una oleada de pánico me empapó totalmente. Una sensación fría recorrió mi pecho.
- Bueno .. creo que, .. desde aquí tengo que ir solo. – dijo en un susurro apenas audible, pero se notaba nítidamente el dolor en su voz.
Se me estrujó el estómago de nuevo. Tenía un nudo ciego en mi garganta que no cedía, aun así intenté hablar.
- Bueno … entonces .. adiós – se me quebró la voz al final.
Me tendió los brazos cálidamente y sin dudarlo me dejé envolver por ellos al tiempo que envolvía su su cintura con los míos.
Su rostro se hundió en mi cabello, como si intentara memorizar cada aspecto de mí.
Escuchaba en murmullos los pensamientos de las demás personas que pasaban al rededor de nosotros, pero intenté que no me distrajeran. Eran lo últimos segundos de “alegría” – alegría entre comillas, por que si esto era malo, lo me esperaba al pasar de los días sería peor -.


Intenté no respirar su intoxicante aroma, me obligué a mi misma a separarme de él, había una parte de mí que ya no quería dolor, pero había otra parte de mí que quería estar con Matt, sin importar el precio a pagar.
Sentí una mano en mi hombro y ladeé la cabeza para ver quiera era, Jake. Entendí que Matt ya debía de irse. A regañadientes me quité de en medio y con abrazo rápido pero fuerte Jake se despidió de Matt. Empecé a caminar arrastrando los pies para salir de allí.
Las dos partes de mí seguían discutiendo en mi interior.
Me giré para ver cómo Matt se alejaba, mi estómago se estrujó aun más, tanto que pensé que desaparecería.
Allí todo cobró verdadero sentido.
- Matt!! – grité lo más fuerte que pude.
Me volteó a mirar con ojos sorprendidos.
Mi corazón empezó a palpitar frenéticamente y la adrenalina empezó a fluir por mis venas con velocidad.
Mis piernas empezaron a moverse con rapidez, mi respiración era frenética. Estaba corriendo, corriendo hacia Matt.
“Que se valla a la goma todo” pensé “Después tendré tiempo para lidiar con el dolor”.
Esquivé a los policías de seguridad que cuidaban la puerta de salida y me estampé contra Matt. El impacto no fue muy fuerte, por lo que sólo retrocedió unos pasos. Tan pronto como llegué a él me paré de puntillas y mis manos se hundieron en su cabello, mis labios comenzaron a moverse frenéticamente contra los suyos, los cuales a un principio parecieron desconcertados e indecisos, pero después se movieron igual de frenéticos contra los míos.

Mientras lo besaba no pude evitar pensar que esto sería lo último que tendría de él. Las lágrimas empezaron a caer silenciosamente por mi mejillas, Matt se dio cuenta y se detuvo. Bajé el rostro para ocultar mis lágrimas. No dijo nada y sólo me abrazó fuertemente contra él. Logré calmarme y limpiar mis mejillas, alcé el rostro y le dije:
- Te amo – mi voz apenas era un susurro – y nunca te voy a olvidar.
En sus ojos se retrató el pánico y se apresuró a decirme:
- No, no, no – suplicó mientras tomaba mi cara entre sus dos manos – quiero que me olvides, quiero que sigas con tu vida, quiero que me olvides. Sé feliz
Sus palabras resonaron en mi cabeza como campanadas ¿Quería que lo olvidara?. En mis ojos se reflejó su pánico y se quedó estacionado allí.
-Prométemelo – me ordenó dulcemente.
- O ..ok lo …prometo – me obligué a decir. Se lo había prometido, lo tenía que cumplir.
Con los ojos cristalinos me dio un beso tierno en la frente y un rápido en los labios.

Regresé y empecé a caminar, en realidad sin rumbo fijo. Las lágrimas empezaban a rodar por mis mejillas.
“Quiero que me olvides” – las palabras de Matt seguían resonando en mi cabeza.
Suspiré. “Muy bien” pensé. “Al menos espero poder llegar a casa sin dramatismo”.

16 Razones para seguir escribiendo:

mp dijo...

woow!!!
la esperaa valio la penaaa
pobre Vaall!!!!!
estuuvo muy trizte el capitulooo:/
pero esperoo qe ya te sientas mejor & puedas continuar mas seguido con la historia:P
para qe no nos dejes tanto tiempo en suspenso:)
buen capitulo aunqe trizte:(
jeje gracias:D

Maria Bel dijo...

Me encanta!

Gaby ;) dijo...

Aaaaaay ! te juro que casi lloroo!! de verdaad u.u Buuuh !1 por que se tenia que ir 88 qiero el proximo caap! besoos Byee !

Hibbyta dijo...

:S me dio penita
como le pide que lo olvide?? x_x
Besos!!

soljade!!! dijo...

T.T mas has hecho llorar como nunca, me diomucha pena el cpaitulo te salio de masiado lindo...bye cuidate besos quiero saber que pasa postea pronto...

PD: tengo un premio en mi blog para tu dos blogs pero ya no tengo cupos para el otro :S

pau☮ dijo...

hay un premio para ti en mi blog(:
te lo mereces

http://mi-nueva-vida15.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Isa-->>

Dioss!! me quede asi T.T
que tristeee voy a
llorar valio la pena dios
esperar tanto!
espero que sigas escribiendo
a ver km
le va val!
sin el!! hay dios
que tristeee!!
escribe prontoo porfis
porfis porfis!!
siiiii!
=D

#~Juliette! dijo...

FELICITACIONES! tu blog es hermoso, tu historia es hermosa y los sentimientos que expresas en la historia también son muy lindos! Tú blog es bellísimo y tu historia también, el capítulo de hoy hizo que llorase, GRACIAS POR PUBLICAR! ME CORTABA LAS VENAS SIN SABER QUE SUCEDIA!

#~Juliette! dijo...

FELICITACIONES! tu blog es hermoso, tu historia es hermosa y los sentimientos que expresas en la historia también son muy lindos! Tú blog es bellísimo y tu historia también, el capítulo de hoy hizo que llorase, GRACIAS POR PUBLICAR! ME CORTABA LAS VENAS SIN SABER QUE SUCEDIA!

Carii & Priis dijo...

Aaaay pobre Val :S No me parece nada justo hum!
Gracias por pasarte por nuestro blog, tienes doas nuevas seguidoras :D
Besos!
Pris&Cari

graciiee dijo...

Wooow xdioss qee tristeeee ):):):):
waaaa hazta lloree :$
hehe m nkantaaaaa
byebyeeee

alexis dijo...

buen capitulo
pero esta vez si llore muchooo :(
hehe estuvo muy triste
aayy pobrecitaaaaa :( D:

Gera Tavi !! dijo...

Hola soii nueva en este blog aunq ia io seguia the reneesme cullen story desde hace rato pro hasta ahora me decidi a leerme este
xq eres asi estoii llorando como una m,agdalena xq se va matt xq ??
mi papa esta aqi allado mio burlandose xq dice q soii muii llorana ii sentimenal perop q se hace con una historia tan hermosa como esta
te felicito por tus 2 blogs son espectaculares ambos los adoro
ii pliss q se vuelvan a juntar matt y val

paurro (: dijo...

Me fasciina como escribees! enserio tus blogs (ambos) son lo maximo, tu me inspiraste a empesar el mio, aunque mi primer capitulo no empezo bien, creo que el segundo fue mucho mejor talvez puedas visitar o algo,

http://eldiariodemividanumero1.blogspot.com/

me hiciste llorar :( pobre val

Anónimo dijo...

hola!!!
hay kasi lloro estuvo muy triste
atte. magaly

lobbiitaa 4e marii dijo...

Estoy super sorprendida de ti, desde el capitulo donde le dice que se va no eh dejado de llorar y como dije anteriormente ahora no solo son unas lagrimas las que manchan mi escritorio ahora es un mar que hasta creo que tendre que trapear, jaja, como le haces para que llegen tanto los sentimientos!?